Radio Pregonera

Emisora radial oficial del

Ministerio Evangelistico Pregonando La Verdad

"Un oasis en medio del desierto virtual"

¡Recomienda esta página a tus amigos!

Si Dios toca su corazón para sembrar en nuestro ministerio, por favor..... entra aquí                 

Suscríbete a nuestro nuevo portal

 

Apreciados usuarios, como ustedes pueden ver estamos en procesos de cambio. Se les participa que estamos creando un portal para alojar todo este sitio, mejor dicho migraremos todo el contenido de Radio Pregonera a un nuevo portal.

 

Este sitio actual dejará de existir en un futuro no muy lejano, es cuestión de días. Ahora bien, al final de esta nota está un enlace que los llevará al nuevo portal, donde usted deberá suscribirse, definir su perfil y subir su fotografía de una vez.

 

Si su pregunta es: ¿por qué debo hacerlo? La respuesta sería, Si usted quiere seguir formando parte de nosotros, si quiere seguir descargando recursos, etc., debería hacerlo. Además a partir de ahora la literatura nueva se subirá directamente al nuevo portal. Le repito, el actual portal va a desaparecer y poco a poco iremos mudando todo el contenido para el nuevo portal.

 

¿Cuáles beneficios obtendrá? Aparte de las descargas y la información de cada tema y sección que tenemos, en el nuevo portal usted dispondrá de foros, blog, bitácoras, encuestas, y otros recursos. Estamos viendo la posibilidad de incrustarle un salón de chat. Además de la red social recién creada por nosotros. No te lo puedes perder, por favor dirígete a la comunidad a través del enlace proporcionado aquí y suscríbete, es sumamente sencillo.

 

NOTA IMPORTANTE: Cuando usted se dirige hasta el portal, como no está suscrito, al abrir la pagina encontrará el siguiente mensaje: "Acceso denegado. Usted no está autorizado para visitar esta página."

 

A la izquierda se encontrará con el menú de inicio de sesión, encuentre el enlace que dice: "Crear nueva cuenta". Oprímalo y solo siga las instrucciones.

Suscríbete a nuestro nuevo portal

  Subscríbete a nuestro boletín para mantenerte informado de novedades, cambios y nueva literatura subida a nuestro portal

Suscríbete a nuestro foro para debatir temas importantes actuales.

Suscríbete a nuestra nueva Red Social y conformemos una gran red alrededor de todo el mundo, una verdadera comunidad cristiana.

Volver a la pagina principal

Allí encontrará muchísimos artículos: Mensajes cristianos, Temas doctrinales, Espacio gratis, Artículos de superación personal. También encontrará abundante material para descargar gratis: Biblias, Concordancias bíblicas, Comentarios bíblicos, Compendios bíblicos, Diccionarios bíblicos y otros, Tratados  bíblicos, Biografías de Grandes Cristianos, Sectas y Religiones, Reflexiones e Historias para reflexionar, Libros cristianos descargables, Libros famosos descargables,  Novelas famosas descargables, Libros escolares descargables, etc.

LA VERDAD oculta SOBRE LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL

ADVERTENCIA: El hecho de que se coloque un recurso aquí, no quiere decir que estamos completamente de acuerdo en la totalidad de su contenido.

Vea aquí:

Moneda Única / Crisis financiera mundial / Nuevo Orden Mundial / La doctrina del shock /

Supuesta Caída de los EE.UU. e Implantación de La Ley Marcial / Crisis financiera mundial /

Tercera guerra mundial / La verdad oculta de la Primera Guerra Mundial /

La verdad oculta de la Segunda Guerra Mundial Tsunami / El Sionismo Cristiano

SITIO AUN EN CONSTRUCCIÓN

NOTA IMPORTANTE: No continúe sin antes leer esta nota: La excelente obra Las Sociedades Secretas de Jan Van Helsig, se ha tomado como base para esta investigación, y SOLO los párrafos necesarios de esta obra se han usado. Además de eso, los cuadros, recuadros, imágenes, vínculos y corchetes han sido añadidos por este servidor (Diac Gonzalez), con el fin de añadir más claridad y de esa manera el lector pueda comprender cabalmente este tema. Si usted quiere ver las imágenes en un formato más grande, simplemente oprima el cursor del mouse sobre ellas.

LA VERDAD oculta SOBRE LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL

Según Jan Van Helsig en su excelente obra:

Las Sociedades Secretas
Y SU PODER EN EL SIGLO XX
------

REVELACIONES DEL SIGLO XX
Un hilo conductor a través del entramado de las logias, de las altas finanzas y de la política. Comisión Trilateral, Bilderberg, CFR y ONU.

Puede descargar esta excelente obra de Jan Van Helsig aquí.

---------------------------------------------

La Primera Guerra Mundial fue un conflicto armado que tuvo lugar entre 1914 [28 de julio] y 1918 [11 de noviembre]....... Más de 60 millones de soldados europeos fueron movilizados desde 1914 hasta 1918. Originado en Europa por la rivalidad entre las potencias imperialistas, se transformó en el primero en cubrir más de la mitad del planeta. Fue en su momento el conflicto más sangriento de la historia. Antes de la Segunda Guerra Mundial, esta guerra solía llamarse la Gran Guerra o la Guerra de Guerras.

La guerra comenzó como un enfrentamiento entre Austria-Hungría y Serbia. Rusia se unió al conflicto, pues se consideraba protectora de los países eslavos y deseaba socavar la posición de Austria-Hungría en los Balcanes. Tras la declaración de guerra austrohúngara a Rusia el 1 de agosto de 1914, el conflicto se transformó en un enfrentamiento militar a escala europea. Alemania respondió a Rusia con la guerra, obligada por un pacto secreto contraído con la monarquía de los Habsburgo, y Francia se movilizó para apoyar a su aliada. Las hostilidades involucraron a 32 países, 28 de ellos denominados «Aliados»: Francia, Gran Bretaña, Rusia, Serbia, Bélgica, Canadá, Portugal, Japón, Estados Unidos (desde 1917), así como Italia, que había abandonado la Triple Alianza. Este grupo se enfrentó a la coalición de las «Potencias Centrales», integrada por los imperios Austrohúngaro, Alemán y Otomano, acompañados por Bulgaria. [Wikipedia - http://es.wikipedia.org/wiki/Primera_Guerra_Mundial]

 

Mapa de la Primera Gurra Mundial

 

En el año 1897, Lord Edmond Rothschild de Londres y Jacob H. Schiff de la Ciudad de Nueva York, dos de los Sabios de Zión, consiguieron que Theodore Herzl (de Austria) organizara el Congreso Zionista Mundial en Basilea, Suiza; 197 delegados se reunieron allí y diseñaron un plan de Conquista Mundial junto a los planes para un Gobierno Mundial. Herzl fundador del Zionismo, al abrir la reunión, levantó su mano derecha y repitió un antiguo juramento Talmudista: "Si me olvido de ti, O, Jerusalén, que mi mano derecha pierda su destreza"  Herzl también dijo en esta reunión: "¡Nosotros somos una nación. Nosotros no somos ni judíos-norteamericanos ni judíos-rusos, sino sólo judíos! "  Él también dijo: "Con unas pocas excepciones que que no son tan importantes, toda la prensa del mundo está en nuestras manos."

El Dr. Mandelstam dijo el 29 de agosto en la apertura de ese Congreso: "Los judíos usarán toda su influencia y su poder para prevenir el levantamiento y la prosperidad de otras naciones y están resueltos para adherir a sus esperanzas históricas; es decir, a la conquista del poder mundial". [Le Temps, París, 3 de septiembre de 1897]

 

La Primera Guerra Mundial vista por los Illuminati
 

El judío húngaro Teodoro Herzl, famoso por ser el padre de la moderna doctrina sionista, escritor y periodista, quien convocó y presidió el primer congreso sionista celebrado en Basilea en cuya ocasión afirmó: «Las logias masónicas establecidas en todo el mundo se prestarán a ayudarnos en lograr nuestra independencia. Es que aquellos cerdos, de los masones no judíos, no comprenderán jamás el objeto final de la masonería». [Libro: El Talmud - Código sagrado y secreto - Autor desconocido, pág. 8]

 

Visto exteriormente, el mundo se encontraba en paz en el inicio del siglo XX. Pero eso era solo en la apariencia, pues ya hace mucho tiempo, se disponía recónditamente un baño de sangre que el mundo no iría a olvidar tan temprano. Los Illuminati sabían que para encaminar bien su plan, con vista a un Nuevo Orden Mundial, devastaciones y crueldades serían necesarias, y no se ahorraría ninguna nación.

 

El 1914, año en que comenzó la guerra, ocurrieron los siguientes sucesos:

 

1). Mientras los zionistas empujaban a Inglaterra a la guerra, EE.UU. tenía en el crítico puesto de Constantinopla (Turquía) a Henry Morgenthau, como Embajador y a Louis Einstein como ministro especial. [El Imperio Oculto, pág. 63.]

 

2). ¡Cinco hombres, que más tarde encabezarían a varios gobiernos (Lenín de Rusia, Ebert de Alemania, Branting de Suecia, MacDonald de Inglaterra, Stauning de Dinamarca) se reunieron como miembros de la Segunda Internacional Socialista!. Trotsky fue presentado y recomendó a ellos (Kuhn, Loeb & Co.) por el editor de... el periódico revolucionario, El Avance Judío de Nueva York. [Henry Coston, Los financieros que mueven el mundo, París, 1955, pág. 114,.]

 

3). "Uno por uno,  los judíos están capturando los principales periódicos de Norteamérica... " [Afirmación sacada de una carta de Sir Cecil Spring-Rice, Embajador británico en EE.UU. a Sir Edward Grey, Ministro británico del Exterior, noviembre, 1914.]

 

4) Al comienzo de la Primera Guerra Mundial, Edmond Rothschild le dijo al Dr. Chaim Weizmann que "la guerra se extenderá al Medio Oriente dónde ocurrirán cosas de gran importancia para el Zionismo Político." [Far an Wide, pág. 285]

 

5). Lloyd George que fue consejero para los Zionistas en Inglaterra, fue hecho Primer Ministro del Gobierno inglés y escogido para "desempeñarse" durante la Primera Guerra Mundial. Su secretario era el Señor Philip Sasson Rothschild. [American Mercury, Know, diciembre de 1958]

 

6). "El rol que juegan los judíos de todo el mundo en la esclavitud blanca, es una de las nauseabundas manchas en nuestros pueblos." [El Mundo judío, 18 de marzo de 1914]

 

7). "El Sr. Paul Moritz Warburg prácticamente controla las políticas financieras de la Administración." [Sir Cecil Spring-Rice Embajador británico en EE.UU. From all these things, de A.N. Field, pág. 5]

 

Oprime la imagen para agrandarlaAsesinato de Franz Ferdinand y su esposa - Oprimir imagen para agrandarlaLa mayor parte de los historiadores está de acuerdo en cuanto al hecho de que la causa de la guerra no pasó de una simple diferencia entre Austria y Serbia. El asesinato del archiduque Franz Ferdinand [a manos de Gavrilo Princip], que debía devenir al trono de Austria, y de su esposa Sophia, ejecutado por los serbios de la sociedad secreta oculta “Mano Negra” en Sarajevo, desencadenó la Primera Guerra Mundial. Los poderes invisibles [illuminati] usaron ese atentado para realizar la guerra mundial que Albert Pike había anunciado hace más de 40 años [en su famosa carta a Giuseppe Mazzini].

 

En Austria, el famoso crimen de Sarajevo, ocasión de la Gran Guerra, fue decretado, anunciado con anticipación y ejecutado a su tiempo por la masonería. `Un suizo, alto dignatario masónico, se expresó en el año 1912, sobre este hecho, de la siguiente manera: El heredero es un personaje de mucho talento, LASTIMA QUE ESTE CONDENADO; MORIRÁ
EN EL CAMINO AL TRONO.
 [Libro: Complot contra la iglesia de Maurice, pag 33]


Conocemos en conjunto, el de las batallas, no voy a examinar pues qué pasó en el lado de Rusia. Si bien que Rusia poseía el mayor ejército del mundo, poseía también un equipo miserable para hacer frente a un gran conflicto.

 

Antes de estallar la guerra de 1914, la corona británica tenía asegurado a Rusia su auxilio total y su sostén militar en caso de guerra. En el inicio de la guerra, esa asistencia se encontraba reducida a 10% de los auxilios dados antes de la guerra. Es evidente que los detenedores de los monopolios del dinero, en perfecto acuerdo con el plan descrito por Pike, querían sumergir a Rusia en una situación muy peligrosa.

Casa Rothschild. Oprima la imagen para agrandarla

 

Al mismo tiempo, mientras millones de rusos ya habían sido derrotados en las batallas, los agentes de Rothschild habían realizado un buen trabajo, acentuando la situación ya desastrosa de los rusos. La filosofía de los Illuminatti se alimenta de la miseria y de la inseguridad, y sus esfuerzos fueron recompensados; la escena estaba abierta para una revolución que venía a acontecer después de la derrota sufrida por los alemanes.
Zar Nicolas II. Oprima la imagen para agrandarla

La revolución estalló en febrero de 1917, el zar [Nicolás II] fue destronado, y el príncipe Georgi Luwow se encargó de los negocios de Estado en un gobierno provisorio que no tuvo éxito, por tanto, no impidiendo que el país se hundiese en la decadencia.
S. S. Kristianiafjord - Oprima imagen para agrandarla

Me gustaría retomar el capítulo: “La revolución bolchevique y sus secretos” en el momento en que [León] Trotski y sus rebeldes dejaron Nueva York en el [barco] S. S. Kristianiafjord con US$ 20 millones en oro [Ver comentarios del Pacific Institute] .

 

"..Trotsky fue apoyado con grandes sumas de dinero en Norteamérica y... enviado a Rusia." [Erich Ludendorff, Kriegshetze und Volkenmorden in den letzten 150 Jahren, Munchen, 1936, p. 149. General Lundendorff was Commander-in-Chief of the German Army in World War I. Library of Congress: D 359.L86, 1939.]

 

El vapor fletado por Jacob Schiff fue retenido el 3 de abril de 1917 por las autoridades canadienses en Halifax, en la Nueva Escocia. se podía creer que el plan de los Illuminati estaba condenado al fracaso.

 

Pero Jacob Schiff usó de su influencia y la de sus amigos entre los Illuminati en el gobierno americano y en Inglaterra tan bien que el viaje pudo retomar su rumbo poco después.

 

Llegando a Europa, Trotski se fue directamente para Suiza, para encontrarse allá con [Vladimir Ilyich] Lenin, [Lósif] Stálin, [Lázar Moiséyevich Kaganovich] Kagonowitsch y [Maxim] Litwinow, a fin de reglamentar los detalles de su estrategia.

 

"Una nota redactada por el Servicio Oficial norteamericano (inteligencia) y transmitió por el Alto Comisionado de la República francesa en los Estados Unidos, contenía el siguiente pasaje: 'En febrero de 1916, se supo por primera vez que una revolución estaba fomentándose en Rusia. Se descubrió que las personas y las empresas mencionadas más abajo estaban comprometidas en esta empresa de destrucción: (1) Jacob Schiff; (2) Kuhn, Loeb & Co., Directores,: Jacob Schiff, Félix Warburg, Otto Kahn, Mortimer Schiff, Jerome Hanauer,; (3) Guggenheim; (4) Max Breitung." [del Consulado americano, Elbridge D. Rand, el Cónsul americano, Ginebra, Suiza, datado el 21 de enero de 1929,; El Departamento de los Archivos nacional de Estado, el Archivo 1910-1929 Decimal, No. 861.4016/325.]


Es interesante notar aquí que los representantes eminentes y los agentes de todas las naciones participantes de la guerra pudieron encontrarse abiertamente en un país neutral, Suiza.

 

Suiza existe, en su forma actual, desde 1815, año del congreso de Viena, cuando le habían asegurado una neutralidad permanente. ¿Una casualidad? ¿O quizá un lugar tan seguro y tan pequeño en el centro de Europa que se presta perfectamente para los planes de aquéllos qué viven de la guerra?
 

Los conspiradores se vieron entonces obligados a resolver el siguiente problema: ¿cómo dirigirse desde Suiza para Rusia con los rebeldes y sus armamentos? La solución fue dada por el agente de los Rothschild, dirigente de la policía secreta alemana: Max Warburg. Los agolpó a todos en un vagón de ferrocarril lacrado y se encargó desde su travesía hasta la frontera rusa. Cuando el tren paró por primera vez en Alemania, dos oficiales alemanes ascendieron para escoltarlos. Habían recibido orden del general Erich Ludendorf.
 

"El Sr.Paul Warburg era cuñado del  Sr. Jacob H. Schiff. Warburg nació en Alemania. Sus hermanos dirigen la poderosa casa bancaria alemana, M. Warburg and Co. en Hamburgo, que financian la industria del navíos alemanes y controlan la Hamburgo-Norteamerica y North German Lloyd Lines. Herr Max Warburg, cabeza de esta casa bancaria, jugó un importante rol en la política alemana, particularmente en el momento que el Kaiser huyó a Holanda. El Dr. Carl Melchoir, un socio en esto, fue uno de los 5 delegados-en-jefe alemanes en la Conferencia de Paz en Versalles (1919), y en años más tarde (1930) fue prominente en la fundación del Banco para asentamiento Internacional. Éste era el Banco Central de los asentamientos internacionales centrales, el Banco Central de los bancos centrales establecidos en Suiza los cuales han sido internacionalizados igualmente en paz y guerra, no pagan impuestos y están por encima de la ley." [Todas estas cosas (All These Things), por A.N. Field, pág. 5.]

 

Max Warburg era hermano de Paul Warburg, primer presidente del Federal Reserve Bank. En julio de 1917, el complot sostenido por los banqueros internacionales sufrió un inicio de revés de fortuna. Lênin tuvo que fugarse con algunos otros para Finlandia. En compensación, en noviembre de 1917, sus esfuerzos fueron concluyentemente coronados de éxito. Si tomamos en consideración el sostén financiero que se juntó a la formación recibida en Nueva York, no hay de qué espantarse. Por ocasión de la sangrienta guerra civil que devino a la revolución bolchevique, Lênin era el jefe incontestable de las actividades políticas, y Trotski fue encargado de la parte militar de la organización, que era, de hecho, el “Ejército Rojo”.

 

65avo Congreso, House Document 1868, Exhibición 243, "Informe relacionado con las Relaciones exteriores de los Estados Unidos" contiene una serie completa de documentos que muestran que los Banqueros Internacionales financiaron a Lenín y a Trotsky (Bronstein). La transferencia de fondos comenzaron en junio de 1917. El documento 9 muestra que la casa bancaria internacional de M. Warburg "abrió una cuenta para el Camarada Trotsky para comprar armas, etc." También el Documento 12 muestras transferencias para fondos para la "agitación contra Inglaterra y Francia."[El Plan Maestro del Zionismo - www.pregonandolaverdad.org/literatura/temas_diversos/nuevo_orden_mundial/el-plan-maestro-del-zionismo.mht]

 

Ese nombre del “Ejército Rojo” (traducción literal: escudo rojo) no es un nombre dado sin más ni más o encontrado por casualidad. El “Ejército Rojo” bolchevique bajo la dirección de Trotski era el instrumento mortal de los banqueros internacionales, ellos mismos bajo el dominio de los Rothschild. Que ese ejército usase el emblema o el escudo rojo no podría ser más que adecuado.
 

Mientras, y eso se volvió un hecho histórico, la mayoría de los rebeldes bajo el comando de Lênin eran judíos. El Times escribió también el 24 de marzo de 1919: “una de las características más interesantes del movimiento bolchevique es el alto porcentaje de elementos no rusos en el equipo dirigente. Sobre más o menos treinta comisarios o dirigentes que forman el aparato central bolchevique 75% por lo menos son judíos”.

 

La Revolución Bolchevique no fue, tal como es llamada, una revolución, sino realmente una invasión. [la democracia y Dominio del Mundo, pág. 210]

 

Los siguientes extractos son citas del testimonio de aquellos que comparecieron ante el Comité Overman del Senado de los EEUU. [Also printed in Democracy and World Dominion] "Los líderes del movimiento, debo decir, aproximadamente dos-tercios son judíos rusos". [61] William C. Huntington, Commercial Attaché of the United States Embassy at Petrograd from June, 1916, to September, 1918, p. 69.] 

 

"En Rusia se sabe muy bien que tres-cuartos de los líderes Bolcheviques son judíos."  [Mr. Welsh,  asistentente durante dos años en el  National City Bank en Russia, p. 269.]

 

10) Víctor Marsden, el reportero del (London) Morning Post que pasó muchos meses en Rusia, declaró que "entre los 545 principales funcionarios de los bolcheviques había 377 judíos al nacimiento de Bolchevismo." [El Plan Maestro del Zionismo - www.pregonandolaverdad.org/literatura/temas_diversos/nuevo_orden_mundial/el-plan-maestro-del-zionismo.mht]


Según los escritos del general A. Nechvolodov, los servicios secretos franceses verificaron que Jacob Schiff había dado directamente otros US$ 12 millones a los revolucionarios rusos. Ese general cita como otros financiadores de la revolución bolchevique a: Felix Warburg, Otto Khan, Mortimer Schiff, Jerome H. Hannauer, Max Breitung en Estados Unidos y Max Warburg, [Wladimir] Olaf Aschburg y Jivtovsky en Europa.

 

"... Wladimir Olaf Aschberg... actuó como intermediario (en Estocolmo, Suecia) entre Kuhn, Loeb & Co., en la Ciudad de Nueva York y la empresa de Max Warburg (en Hamburgo) cuando ellos estaban financiando la revolución (bolchevique) de octubre de 1917. Aschberg era el jefe máximo del Nya Banken en Estocolmo y después, en 1921, fundó el Banco Comercial ruso. Gracias a esta institución, él se transformó, en cierto sentido, en el dictador de las finanzas soviéticas". [Henry Coston, Los financieros que mueven el mundo, París, pág. 115. ]


El embajador del imperio ruso en Estados Unidos, Bakhmetiev, explica que, después de la victoria bolchevique, 600 millones de rublos en oro fueron transferidos de Rusia para el Khun Loeb Bank en Nueva York entre 1918 y 1922.
 

El libro Der plombierte Zug (El tren blindado), de Michael Pearson, prueba que - según los datos del Ministerio de las Relaciones Exteriores - hasta el 5 de febrero de 1918, los alemanes pusieron 40.580.997 marcos alemanes a la disposición para la propaganda en Rusia y para “fines particulares”. En el mismo documento, es dicho que el tesoro alemán había liberado cerca de 15 millones de marcos para Rusia en el día siguiente al de la toma del poder por Lênin.

 

La masacre sangrienta sufrida por millones de rusos y la esclavitud de millones de otros seres humanos no interesó ni un poco a los banqueros internacionales, que solo tenían una finalidad en mente : el dominio del mundo.

 

Cuando los pueblos cristianos y gentiles han abierto generosamente sus fronteras a los emigrantes judíos, equiparándolos a los de otras naciones, jamás han podido imaginar que dan albergue a eternos conspiradores, siempre dispuestos a trabajar en la sombra y sin descanso hasta dominar al pueblo ingenuo que les abrió sus puertas.

 

El Talmud claramente señala que los judíos no deben descansar hasta que el dominio sea absoluto. Los judíos han comprendido que la democracia y el capitalismo –que les ha permitido dominar a los pueblos- no les ha proporcionado ese dominio absoluto ordenado por el Dios de que habla el Talmud; por eso, los judíos Karl Marx y Federico Engels inventaron un sistema totalitario que les asegure poder quitar a cristianos y gentiles todas sus riquezas, todas sus libertades y, en general, todos sus derechos humanos, hasta igualarlos con las bestias.

 

La dictadura del socialismo comunista de Marx permite a los judíos alcanzar ese dominio absoluto; por ello, desde que la implantaron en Rusia, han trabajado sin descanso para destruir el régimen capitalista que ellos mismos habían creado, pero que fue incapaz de hacerlos llegar a la meta deseada.

 

Como revela el Talmud, no basta a los judíos dominar algunas naciones, sino que deben dominarlas todas; mientras no lo logren, deben clamar: "¡Qué tormento!" "¡Qué indignidad!".   [Libro: Complot contra la iglesia de Maurice Pinay (Tercera Parte: La Sinagoga de Satanás - Capítulo Primero: Imperialismo Judío y Religión Imperialista)]


Financiación de la Revolución bolchevique

  Coronel House  
Max Warburg
$ 6.000.000
  Paul Warburg
    Jacob Schiff
$ 20.000.000
Hitler TROTSKI
LÊNIN
 
    N.E.P.
Alfred Milner    
Rothschild

$ 5.000.000

  Vanderlip
    Harriman
  J. P. Morgan Rockefeller


La “Ochrana” (ex servicio secreto ruso)

 

La revolución bolchevique no fue, mientras, solamente sostenida por Estados Unidos y por Alemania. La “Ochrana”, los servicios secretos fundados por el último zar, comportaban varias organizaciones que asumían todas las funciones usuales con sus agentes secretos, sus agentes dobles, su policía secreta, sus informantes. La Ochrana era, por tanto, una asociación subversiva y criminosa, lo que simplificaba el trabajo de los Illuminati.

 

La Revolución Bolchevique no fue, tal como es llamada, una revolución, sino realmente una invasión. [la democracia y Dominio del Mundo, pág. 210]

 

El Rabino Wise dijo en el New York Times 3/24/1917: "Creo que de todos los logros de mi pueblo, ninguno ha sido más noble que la parte que los hijos e hijas de Israel han tomado en el gran movimiento que ha culminado en la Rusia libre (la revolución)." [Del discurso de Rabino Stephen S. Wise, el 23 de marzo de 1917 al masivo encuentro en que celebraban la revolución en Rusia.]

 

En abril de 1917, Jacob H. Schiff de Kuhn, Loeb & Co., hizo una declaración pública en que decía que gracias a su ayuda financiera, la Revolución rusa había tenido éxito. [El Plan Maestro del Zionismo - www.pregonandolaverdad.org/literatura/temas_diversos/nuevo_orden_mundial/el-plan-maestro-del-zionismo.mht]


Enormes sumas de dinero pasaban entre las manos de los banqueros internacionales - notadamente entre aquéllos de Alfred Milner, que fue responsable, más tarde, por el grupo secreto de la Round Table - para que la Ochrana de ellas si utilizase, en la cual muchos miembros se habían introducido en el movimiento bolchevique.
 

"... El levantamiento del 4 de julio de 1917, pretendía derrocar al Gobierno Provisional según los planes de Lenín y Trotsky. Los revolucionarios se desconcertaron por la intervención de un solitario regimiento que se había retirado del frente y se había dispersado, Lenín escapó, pero Trotsky fue arrestado. Su causa parecía perdida. Pero los Bolcheviques habían dado pruebas de su valor y un telegrama llegó para traerles las noticias del apoyo financiero de Jacob Schiff que fue determinante para llevar adelante la Revolución rusa al fin. La importancia de estos fondos puestos a disposición de Lenín y Trotsky para fomentar la insurrección bolchevique de octubre de 1917, no se ha comprendido totalmente. Esta acción derrocó al gobierno de Kerensky y preparó el régimen soviético. Cómo estos fondos llegaron hasta ellos es conocido. El Gobierno de Estados Unidos publicó en octubre de 1918, una serie de documentos oficiales titulados "La Conspiración Bolchevique - alemana" [Henry Coston, Los financieros que mueven el mundo, París, pág. 114. ] 

 

A fin de eludir la terriblemente seria inculpación de los asesinatos en masa, de destrucciones, robo y muerte por hambre, en unión de la más abominable fraseología humanitaria en Rusia actual, cuyo horrible crimen en su totalidad no es posible aun describir, ni menos concebir, la propaganda hebrea se aferra únicamente a dos nimiedades. Afirmase por un lado que Kerensky, precursor del bolcheviquismo no era judío. Salta a la vista, empero, que no puede haber prueba más convincente en pro del carácter hebreo del bolcheviquismo que esta afirmación judía tan altamente proclamada, de que dos de sus cabecillas no son israelitas. Resulta, en verdad, flojo renegar, de entre centenares, solo de dos personas, sobre todo cuando esto no influye en absoluto sobre la verdadera nacionalidad de Kerensky. Su apellido real es Adler (águila), siendo su padre hebreo y hebrea su madre. Fallecido su padre, caso nuevamente su madre con un ruso de apellido Kerensky, nombre que adoptó también el estadista y abogado. Su origen no ofreció jamás la menor duda entre los elementos radicales que se sirvieron de este como instrumento, entre los poderosos que le indujeron a clavar el primer clavo en el ataúd de Rusia, y entre los soldados que lucharon bajo sus órdenes. [Libro El Judío Internacional de Henry Ford. pag 108]

 

Agentes de la Ochrana se infiltraron en los círculos más íntimos del partido bolchevique y dirigieron muchas de sus actividades. La infiltración fue tan importante que, en 1908, cuatro miembros entre cinco del comité del partido bolchevique de San Petersburgo pertenecían a la Ochrana. Éstos hacían pasar el dinero que ellos recibían de los banqueros internacionales a los bolcheviques, que pudieron entonces fácilmente oprimir los más fuertes de sus adversarios, los mencheviks así como el partido socialista. Dos agentes de la Ochrana que trabajaban para el Pravda, uno como editor y el otro como director financiero, nos sostuvieron en sus inicios. Como dicen, Josef Stálin también fue miembro de la Ochrana; era un importante agente de unión entre la policía zarista y los bolcheviques.


Después de la caída del zar en 1917, la Ochrana fue oficialmente disuelta, pero fue modificada hasta 1921 con el nombre de TSCHEKA, en un servicio secreto que comportaba diez veces más miembros que la Ochrana anterior. En 1920, le fue dado el nombre de GPU y en 1934, NKWD (Comisión del Pueblo Para los Negocios Internos).
 

La NKWD tenía bajo su control el sistema ruso de los campos de concentración, erigido bajo Lênin y que tuvo su apogeo bajo Stálin. Los campos eran una parte de la economía soviética y casi la mitad de la exploración del oro y del cromo se basaba en el trabajo forzado de los ocupantes de los campos. Hasta 1950, los campos de concentración costaron la vida de más o menos cuatro millones de seres humanos.
 

Solo la Primera Guerra Mundial costó la muerte de 10 millones de soldados rusos, sin hablar de los millones de civiles. se registró hasta 1950 a eso de 40 millones de muertos debido al sistema comunista. Ese total de muertos representaba el mismo número de vivos que la Ex RFA poseía en la época. Y ésas son apenas ¡cifras oficialmente declaradas!
 

La KGB actual salió, al final de cuentas, de la NKWD. Con sus 90.000 oficiales superiores y una fuerte tropa de frontera de 175.000 hombres, era, en 1982, el mayor servicio secreto del mundo y continuaría siendo aún por más de una década.
 

El “GOSBANK” el banco central ruso, tenía una financiación idéntica a la del Federal Reserve Bank. Como este último, poseía el dinero de la “nada”, y representaba el sueño de todo capitalista financiero. El GOSBANK controlaba las transacciones financieras soviéticas aún más de cerca de lo que las bancas centrales lo hacen en los países de Occidente. Con efecto, todas las transacciones entre las empresas soviéticas pasaban por el GOSBANK, que pudieron así controlarlas.

 

El petróleo ruso

 

La Standard Oil (de Rockefeller) compró de los rusos, después de la revolución bolchevique, el 50% de los inmensos campos petrolíferos caucasianos, si bien que ellos eran oficialmente nacionalizados.


En 1927, la Standard Oil construyó la primera refinería en Rusia, hizo enseguida un acuerdo con los rusos para vender su petróleo en los mercados europeos y pasó US$ 75 millones a los bolcheviques.

La declaración Balfour

 

La instauración del régimen de marionetas bajo Lloyd George en Londres provocó una revolución en la política oficial contra el sionismo. Eso repercutió fuertemente cuando el nuevo ministro de relaciones exteriores, Arthur Balfour, escribió la siguiente carta, el 2 de noviembre de 1917, a Lionel Rothschild:


Apreciado barón Rothschild,
Tengo el placer de transmitiros en nombre del gobierno de Su Majestad

su nota de simpatía por las aspiraciones judías sionistas presentadas al

asentimiento del despacho que las aprobó.
El gobierno de Su Majestad considera favorablemente el establecimiento

en Palestina de una patria nacional para el pueblo judío y empleará todos

sus esfuerzos para facilitar la realización de ese objetivo, poniéndose

entendido que nada será hecho que pueda perjudicar los derechos civiles

y religiosos de las comunidades no judías en Palestina, así como con los

derechos y el estatuto político de los cuales los judíos podrían usufructuar

en cualquiera otro país.
Os será reconocido por hacer llegar esta declaración al conocimiento de

la organización sionista.
Con mis sinceros saludos,
Arthur James Balfour


Es interesante saber que en el momento en el que la carta fue escrita, Palestina era aún un territorio turco. He ahí una nación que promete un país que es propiedad de una segunda nación a una tercera nación. Algunos años más tarde, los turcos fueron vencidos e Inglaterra logró el control sobre Egipto y Palestina, Francia sobre el Líbano y Siria.

 

Al comienzo de la Primera Guerra Mundial, Edmond Rothschild le dijo al Dr. Chaim Weizmann que "la guerra se extenderá al Medio Oriente dónde ocurrirán cosas de gran importancia para el Zionismo Político." [Far an Wide, pág. 285] 

 

"... Pienso que una Palestina judía debe transformarse en un objetivo de guerra para EEUU... " [Carta del  Dr. Chaim Weizmann a Louis D. Brandeis, Supreme Court de Justicia, fechada el 14 de enero de 1918]


Rothschild tomó parte activa en esa transacción: se sirvió de su influencia en Estados Unidos para implicar a este último, al lado de los Aliados, en la Primera Guerra Mundial, y eso en una época en la cual los Aliados no se encontraban en una posición de fuerza con relación a Alemania y Turquía.

 

Los americanos también “quieren” participar de la guerra

 

La sede central de los sionistas en Berlín fue transferida para Nueva York bajo la dirección del juez Louis D. Brandeis. El coronel Edward M. House y Bernard Baruch fueron otros agentes importantes del Banco Rothschild.
 

Después de meses de terribles disputas en el Congreso, Louis D. Brandeis fue confirmado como miembro de la Corte Suprema de Justicia. Él era el tío de Félix Frankfurter que años después dominaría la Corte Suprema. Christopher Sykes, hijo de Lord Mark Sykes, (quién era Ministerio del Gabinete de Guerra británico) escribió el libro 'Dos Estudios en Virtud' y refiriéndose a la Declaración de Balfour y la parte que jugó su padre en el avance del Zionismo, Sykes dijo, en página 184 de su libro: "Él ( James Malcolm - Malkom, un zionista), le dijo a Mark Skyes de una influencia muy curiosa y poderosa que los Zionistas podrían ejercer. Uno de los consejeros más cercanos del Presidente Wilson era el Juez Louis D. Brandeis, un judío con una apasionada fe Zionista de un convertido reciente"

"...Que Wilson estaba atado a Brandeis por lazos de una firmeza peculiar, porque, según dice la historia, en sus primeros días, el futuro Presidente había sido salvado por este hombre (Brandeis) de aparecer en un pleito perjudicial. Se decía que Brandeis era considerado por Wilson como el hombre a quien él debía su carrera". [investigadores dijeron que el Presidente Wilson estaba envuelto en "problemas morales" en la Universidad de Princeton, que Samuel Untermeyer había devuelto algunas cartas perjudiciales a Wilson después de que Brandeis fue puesto en la Corte Suprema. Woodrow Wilson también era judío, por lo que encajaba en forma perfecta para su trabajo en más de una forma. De Woodrow Wilson el famoso Dr. H.J Boldt escribió lo siguiente: "Woodrow Wilson era un judío Sefardita... El nombre de sus padres era Wohlson, un nombre judío alemán; ellos fueron de Alemania a Inglaterra donde fueron conocidos como la señora y el señor Wolfson y cuando ellos llegaron aquí, a EEUU se comenzaron a llamar Wilson." (Cronología de La Conspiración, de Willie Martin)]

 

En 1915, mientras EE.UU. estaba en paz, Bernard Baruch tomó parte de su ingreso anual de US$ 2,000,000 para financiar un entrenamiento de soldados para combatir en una guerra que Baruch dijo que sabía era "una certeza." [American Mercury , octubre de 1956, pág. 83]

 

Prestéis particular atención a esos nombres, tendrán aún, frecuentemente un papel importante. Baruch fue el instrumento de la campaña presidencial de Woodrow Wilson que fue coronada con éxito. En cuanto al coronel House, fue el más próximo consejero del presidente Wilson; organizó el despacho según los intereses de los Rothschild y dirigió prácticamente todo el Departamento de Estado. Eso no era secreto para nadie: el presidente Wilson estaba bajo el yugo del coronel House y se volvió la marioneta ideal en las manos de los Rothschild. Dio la prueba concreta de eso no oponiendo ningún veto a la creación del Federal Reserve y pidiendo el acuerdo del Congreso para hacer guerra contra Alemania.

 

Bernard Baruch, mientras testificaba ante una pregunta Del congreso, dijo: "Yo tenía más poder que cualquier otro hombre en la guerra." [El Plan Maestro del Zionismo - www.pregonandolaverdad.org/literatura/temas_diversos/nuevo_orden_mundial/el-plan-maestro-del-zionismo.mht]

 

En las audiencias antes el Comité en Relaciones Exteriores, Senado de los Estados Unidos, 66avo Congreso, Documento 106, pág. 536, que citamos:

El Senador McCumber le pregunta al Presidente Woodrow Wilson: "¿Piensa usted que  si Alemania no hubiese cometido ningún acto de guerra o ningún acto de injusticia contra nuestros ciudadanos que nosotros habríamos entrado en esta guerra? "

Presidente Wilson: "Yo pienso que sí".

Senador McCumber: "¿Usted piensa que nosotros habríamos entrado en cualquier caso? "

Presidente Wilson: "Sí."

[El Plan Maestro del Zionismo - www.pregonandolaverdad.org/literatura/temas_diversos/nuevo_orden_mundial/el-plan-maestro-del-zionismo.mht]

 

El congreso dio también su acuerdo a causa de la “fuerte presión” del pueblo. Éste fue, de hecho, manejado con las mismas técnicas de propaganda, con el mismo social conditioning propio de Wellington House do RIIA que habían sido aplicadas antes al pueblo inglés (El asunto de las “máquinas para lavar cerebro” está perfectamente descrito en los diferentes libros del científico Thomas E. Bearden y en el libro de Preston B. Nichol The Montauk Project, en particular la cadena Montauk, que fue elaborada gracias a la técnica desarrollada por la ITT).
 

El coronel House participó también de esa propaganda. En 1916 él usó de su fuerte influencia – en acuerdo con los accionistas del Federal Reserve - para convencer al pueblo americano, gracias a la propaganda y del auxilio del presidente Wilson (marioneta de los Rothschild) que él tenía el deber sagrado de servirse de la democracia para traer “seguridad” al mundo.
 

El Gobierno norteamericano le pagó al Coronel E. Mandell House 60,000 dólares  por los gastos en N.Y.C. (durante 6 meses, 1 de julio al 31 de diciembre de 1918). [El Plan Maestro del Zionismo - www.pregonandolaverdad.org/literatura/temas_diversos/nuevo_orden_mundial/el-plan-maestro-del-zionismo.mht]

 

Poco después, los americanos entraron en la guerra, los Illuminati hicieron que el pueblo americano aceptar al presidente Wilson, dándoles etiquetas de representante de la “nueva libertad”.

 

En Viernes santo, el 6 de abril de 1917, los conspiradores hicieron que los Estados Unidos declararan alocadamente la Primera Guerra Mundial contra Alemania y se transformaran en aliados de los Revolucionarios que habían invadido y ahora habían dominado a Rusia. [El Plan Maestro del Zionismo - www.pregonandolaverdad.org/literatura/temas_diversos/nuevo_orden_mundial/el-plan-maestro-del-zionismo.mht]


La Primera Guerra Mundial fue para los banqueros iluminados un negocio muy bueno. Bernard Baruch, que se volvió presidente de la “Comisión de la Industria de Guerra”, vio su fortuna inicial pasar de US$ 1 millón para US$ 200 millones.
 

La Primera Guerra Mundial significó para Edward Rothschild y sus socios, más de cien mil millones dólares de ganancias. [El Gobierno Mundial secreto, de Major General Count Cherep-Spiridovich, p. 29.]

 

La acción siguiente de Woodrow Wilson, por orden del coronel House, fue de hacer que el Congreso comprendiese la necesidad de formar la “Sociedad de las Naciones” League of Nations, que debía convertirse más tarde en la ONU. Éste fue un paso decisivo de los Illuminati en el camino que debía conducirlos para la dominación del mundo.
 

Des Griffin describe la Primera Guerra Mundial tal como la veían los Illuminati, como sigue:


1. La política extranjera americana de neutralidad de la cual George Washington se volvió campeón en su mensaje de adiós y que fue repetida en la doctrina de Monroe era letra muerta. Un precedente fue creado gracias al enorme embuste que permitió a los banqueros internacionales servirse de América como un instrumento militar.
 

2. Rusia zarista, preocupación permanente ya hace muchos años para los avaros financieros, había sido barrida con éxito del escenario mundial. Cuarenta y siete años más temprano, el gran Alumbrado Albert Pike lo había predicho en su famosa carta a Mazzini.
 

3. La Primera Guerra Mundial había causado a los Estados implicados una deuda de Estado de valor astronómico. Esas deudas habían sido contratadas de los banqueros internacionales que como ya lo vemos, habían organizado todo y puesto todo en escena desde el inicio. Los “lugares donde se desarrolla la guerra se revelaron siempre como los más lucrativos para sus organizadores y para aquéllos que les financian”. Die Absteiger, P. 147


Era evidente que los acuerdos de Versalles se desarrollaron también según los planes de los Rothschild. Del lado americano se encontraban Woodrow Wilson, la marioneta de los Rothschild, con sus consejeros y los agentes de Rothschild: el coronel House y Bernard Baruch. Del lado inglés, más exactamente del lado de la “Corona”, tenía Lloyd George, miembro del “Comité de los 300” con su consejero Sir Philip Sassoon, descendente directo de Amschel Rothschild y miembro del Consejo de Estado secreto inglés, Privy Council. La delegación francesa era representada por el Primer ministro Clemenceau y George Mandel.

 

Si usted lee la información  La Historia Interna de la Conferencia de Paz (Harpers)  del Dr. E.J. Dillion, usted verá el carácter de quienes consiguieron el depravado Tratado de Paz de Versalles. Este hizo que la guerra Mundial posterior fuese inevitable.[El Plan Maestro del Zionismo - www.pregonandolaverdad.org/literatura/temas_diversos/nuevo_orden_mundial/el-plan-maestro-del-zionismo.mht]

 

Mandel, nacido Jerobeam Rothschild, que fue frecuentemente designado como el “Disraeli” francés, completaba bien el cuadro. Fue para el coronel House, en el apogeo de su poder en ese momento, que los mirar se volvieron durante la conferencia de la paz en Versalles. Clemenceau se encontró, un día, junto a House cuando justamente el presidente Wilson también estaba allí. Wilson tuvo que retirarse de ese lugar para no estorbarlos y permitirles mantener la conversación con tranquilidad.
 

El tratado de Versalles es descrito así por Philip Snowden: El tratado debía satisfacer a los corruptos, a los imperialistas y a los militares. Da un golpe mortal a todos los que habían esperado que el fin de la guerra trajese la paz. No es un contrato de paz, sino, al contrario, la declaración de otra guerra. Trajo la democracia y todos los que murieron en la guerra. El tratado revela los verdaderos fines de los Aliados. (Empire of “The City”, P. 42)


A ése respecto Lloyd George afirma: Tenemos un documento escrito que nos garantiza una guerra en veinte años. Si ellos impusieron condiciones a un pueblo (Alemania) que no tiene posibilidad de corresponder (a ésas condiciones), ellos lo obligan a romper el tratado o a hacer la guerra.


Y nosotros aclaramos, desde entonces, los que tramaron los acuerdos de Versalles y las finalidades que ellos deseaban. Algunos ignorantes pueden, quizá, continuar negando la autenticidad de los “Protocolos de los Sabios de Sión”, pero, con la mejor buena voluntad, no se puede decir que fue por casualidad que los agentes de Rothschild se encontraban regalos por ocasión del tratado de Versalles.

Los americanos también “quieren” participar de la guerra
 

      Fundaciones:
    Rhodes Rockefeller
    Rothschild Carnagie
    Milner Ford
       
Khun Loeb   The Round Table  
Lazard Brothers      
Dillon, Read     Executive Dept.
Lehman, Bros      
Goldman, Sachs      
Chase Manhattan   R.I.I.A. Rand
Morgan Guaranty     Hudson Institute
      Fund sea Republic
      Brookings Institute
       
    C.F.R.  
      Lovestone
Schiff     Dubinsky
Warburg     Reuther
Vanderlip      
Rockefeller Standard Oil    
Baruch IBM, Xerox    
Morgan Pan American    
  Eastman Kodak   NBC, CBS
  Firestone   Time Life
  US Still   Fortune, Look
      Newsweek

A.D.A.

    New York Times
L.I.D.     Washington Post

U.W.F.

    MacGraw-Hill
      Simon & Shuster
      Harper Bros.
      Book of the Month
      Saturday Review
      Business Week


El ministerio Rockefeller de las relaciones exteriores (CFR)
 

El Concejo de Relaciones Extranjeras (CRF) fue iniciado por Rothschild y Rockefeller en el siniestro Encuentro por la Paz de Versalles. Los siguiente grupos fueron formados para hacer el trabajo:

I. El Instituto Real de Asuntos Internacionales (RIIA), Londres.

II. El Concejo de Relaciones Exteriores (CFR), Ciudad de Nueva York.  
Las concesiones anuales de la Fundación Rockefeller proporcionaron un método directo y continuo de control sobre ambas organizaciones. La Fundación Carnegie y la Fundación Rockefeller constituirían más tarde un gigantesco lobby y grupo de presión que serviría para lavar el cerebro, influenciar y modelar las políticas de varias naciones. Muchos funcionarios de alto nivel fueron influidos para asistir al Concejo de Relaciones Exteriores  por "consejos" y "guías". [See facts in reprint Weinberg Replaces Baruch]

 

Los Illuminati provocaron la Primera Guerra Mundial para constituir su gobierno mundial. Si ellos hubiesen conseguido ese gobierno mundial después de la Primera Guerra, habrían evitado las guerras siguientes. Después del armisticio del 11 de noviembre de 1918, Woodrow Wilson y su consejero, el coronel House, fueron a Europa con la esperanza de formar ahí un gobierno mundial presentándolo bajo la forma de la Sociedad de las Naciones. Los 14 puntos de Wilson no tuvieron el efecto que esperaban, pues la falta o fallo fue impartida igualmente entre todos, y el plan se malogró. Por eso House encontró los miembros de la organización secreta británica The Round Table en 1919.
 

Era evidente que para alcanzar su finalidad, los Illuminati deberían extender su red. Una vez creado el RIIA en Inglaterra, se tomó la decisión de crear también en Estados Unidos una organización de frente. Durante la conferencia de la “paz” (!) en Paris en 1919, el coronel House, anfitrión entonces del grupo de la Round Table, reunió las mentes más esclarecidas del Brain Trust, de Wilson, para formar un grupo que debía ocuparse de los negocios internacionales.

 

"... Los primeros hombres de acción (para el reconocimiento de los  Bolcheviques en la Conferencia de Paz en 1919) fueron Jacob Schiff, Warburg y otros financieros internacionales que deseaban sobretodo apuntalar a los Bolcheviques judíos". [Henry Wickham Steed, Through Thirty Years, New York, 1924, Vol , p. 302, Library of Congress: D 397.S75]

 

"La Conferencia de Paz en París en 1919 hizo la reanudación de la guerra inevitable, debido a sus imposibles cláusulas financieras. En esta conferencia, el principal consejero financiero en  la comisión alemana era el  Dr. Carl Melchior, socio de Max Warburg, cuyos hermanos, Paul y Félix eran socios de Jacob Schiff, en Kuhn, Loeb & Co. El consejero económico principal de la comisión norteamericana era Bernard M. Baruch, el dictador del todopoderoso Directorio de las Industrias de Guerra en Norteamérica durante la guerra y un socio en el negocio de Jacob H. Schiff. La comisión económica británica estaba encabezada por Lord Cunliffe, ex-Gobernador del Banco de Inglaterra y un socio en la Casa Internacional Bancaria Judía de Goschen (ciudad ancestral - Leipzig, Alemania). En relación a esta conferencia, Lloyd George escribió en sus memorias: "Ellos (los banqueros internacionales) barrieron a estadistas, políticos, juristas y periodistas a un lado y emitieron sus órdenes con una imperiosidad de monarcas absolutos que sabían que no había apelación a sus crueles decretos". [Deadlier Than the H Bomb, p. 47]

 

"Potentes intereses financieros internacionales estaban trabajando (en la Conferencia de Paz) a favor del reconocimiento inmediato de los Bolcheviques. Esas influencias habían sido principalmente responsables de la propuesta angloamericana en enero (1919) para llamar a representantes de los Bolcheviques a París, al inicio de la Conferencia de Paz... El conocido banquero norteamericano-judío, Sr. Jacob Schiff, se hizo notar por su ansiedad en asegurar el reconocimiento para los Bolcheviques... y Tehitcherin, el Comisario de los Bolcheviques para los Asuntos Exteriores, había revelado el significado de la propuesta de enero, ofreciendo grandes concesiones económicas y comerciales a cambio del reconocimiento." [Henry Wickham Steed, Through Thirty Years, New York, 1924, Vol. 2, p. 301, Mr. Steed was the Editor of The Times, London, Library of Congress D 397.S57]


Ese grupo dejó Paris para volver a Nueva York y se convirtió en 1921 en el Council of Foreign Relations (CFR). El CFR es constituido de americanos y como la RIIA, su núcleo central es el grupo de la Round Table. El CFR y la Comisión Trilateral son hoy día, siempre a ocultas, las organizaciones más influyentes de los Estados Unidos. Así como el CFR y el grupo de la Round Table pujan los cordones de la J. P. Morgan & CO. Bank. No es de espantarse que J. P. Morgan tuvo un papel importante en la fundación. El “círculo más íntimo” del CFR es el orden Skull & Bones.

 

El Servicio Secreto de los Estados Unidos (Segundo Gabinete Militar) nombró a las personas que financiaron a los bolcheviques en 1916. El Departamento de Estado, bajo presión, destruyó este informe. Ya que el informe remarcaba: "Todos son  judíos"  [El Plan Maestro del Zionismo - www.pregonandolaverdad.org/literatura/temas_diversos/nuevo_orden_mundial/el-plan-maestro-del-zionismo.mht]

 

El Coronel C. Repington relata una conversación (el 5 de abril de 1921) que él tuvo con Count Mensdorff, Embajador austríaco en Londres en 1914, de la siguiente forma: "Mensdorff pensaba que Israel (los judíos) habían ganado la Guerra; ellos la habían hecho, prosperaron con ella, profitaron de ella. Era su venganza suprema contra la Cristiandad." [Después de la Guerra, pág. 155, Constable, 1922]

 

"Información oficial que emana de la Rusia misma informa al mundo que el Comunismo, mientras se opone bárbaramente a cualquier forma de Cristiandad, decreta que es un crimen para cualquier camarada, proferir una sola palabra de reproche contra los judíos. La lista de aquellos que en 1917, con Lenín, gobernaban muchas de las actividades de la República soviética, reveló que de los 25 miembros del gabinete, 24 de ellos eran ateos. Entre estos mismos años, 40 mil millones de dólares de propiedad cristiana fueron incautados por los Lenins y Trotskys, Zinovieffs, Kemeneffs, Litvinoffs y Lapsinskys; por judíos ateos y Gentiles, ambos de Rusia. Ésos fueron los días desesperados cuando los cristianos que no fueron expelidos de su tierra nativa eran los blancos para las ametralladoras contra corazones humanos; días increíbles cuando se profanaron los altares de Cristo y los sirvientes de Cristo fueron masacrados en cada multiplicado Calvario". [From nationwide broadcast of Rev. Charles E. Coughlin, Sunday, November 29, 1938]]  

 

En el acuerdo de Paz de 1919, el Dr. E.J. Dillon del London Daily Telegraph escribió en su libro "La Historia al Interior de la Conferencia de Paz", (Harpers, 1920) que los delegados a la Conferencia de Europa Oriental bajaron la fórmula: "De aquí en adelante el mundo será gobernado por personas anglosajonas que a su vez son influenciados por sus elementos judíos... y quién lo considera fatal para la paz de Europa Oriental". [The Inside Story of the Peace Conference, (Harpers, 1920) by Dr. E.J. Dillion of the London Daily Telegraph, p. 497.]

 

"El derrumbe de estos tres poseros (Alemania, Austria-Hungría y Rusia) en su vieja forma representa una considerable ganancia para llevar adelante una política nacional judía y el hecho que la misma guerra que provocó el reconocimiento mundial del Zionismo, también provocó el ocaso de tres poderes anti-judíos, es una coincidencia  única, que puede bien puede ser causa para pensar."  [Der Jude, Vol. 3, p. 449, Dr. Martin Buber, Publisher, Berlin 1918-1919]

 

Lenín dijo: "La primera Guerra Mundial nos dio Rusia, mientras que la Segunda Guerra Mundial nos dará Europa." (Note la certeza de la Segunda Guerra Mundial. Vino, "tal como fue planificada" 20 años después). El estímulo a la lealtad dual del Dr. Nahum Goldman que era el presidente del Movimiento Zionista Mundial y también Presidente del Congreso Judío Mundial hace que los verdaderos norteamericanos se sientan preocupados. [American Mercury, June, 1959, This is What They Said, p. 146]

 

Los únicos que resultaron beneficiados con la Gran Guerra [Primera] fueron en realidad los judíos. [Libro El Judío Internacional de Henry Ford. pag 10]

 

COMO SE DEFIENDE ALEMANIA CONTRA LOS HEBREOS (1) [Es el titulo del capitulo II de la Primera Parte del libro El Judío Internacional de Henry Ford]
En constante progreso, la humanidad ocupase abiertamente de combatir enfermedades sobre las que antes creíase necesario extender el manto de la vergüenza y del silencio. No progresó todavía hasta este punto, la higiene política. La causa fundamental de la dolencia del cuerpo nacional alemán radica en la excesiva influencia judía. Si era ya esa la convicción de algunas claras inteligencias desde hace muchos años, ya es hora de que empiecen a darse cuenta de ellos las masas menos inteligentes. Lo cierto es que la vida política alemana toda gira en torno de tal idea, y ese hecho no es posible ocultarlo ya por mas tiempo. En opinión de todas las clases sociales, tanto la derrota luego del armisticio, como la revolución y sus consecuencias, bajo las que el pueblo sucumbe, son obra de la astucia y de un premeditado plan judío. Esto asevérase con toda precisión; se aducen un sinnúmero de pruebas efectivas, y se supone que oportunamente la Historia se encargará de completar la documentación.


El judío, en Alemania, es considerado solo como un huésped que, abusando de la tolerancia, pecó con su inclinación hasta el dominio. En efecto; no hay en el mundo mayor contraste que el existente entre la raza germana pura y la hebrea. Por esta razón no existe, ni puede existir mancomunidad entre ambas. El alemán no ve en el judío más que al huésped. En cambio, el judío, indignado porque no se le conceden todas las prerrogativas del indígena, alimenta un odio injusto contra el pueblo que le aloja. En otros países logró el judío mezclarse mas fácilmente con el pueblo indígena y acrecentar su poderío con menos trabas, mas en Alemania no le fue posible. El judío odia por esto al pueblo alemán y, precisamente, por esta misma razón, aquellos pueblos en que la influencia judía predominaba en mayor grado, demostraron durante la lamentable [Primera] guerra mundial el más exacerbado odio contra Alemania.

 

Fueron judíos los que predominaron casi exclusivamente en el enorme engranaje informativo mundial, que fabricó la "opinión pública" con respecto a Alemania. Los únicos que resultaron beneficiados con la Gran Guerra [Primera] fueron en realidad los judíos. Claro esta que no basta decirlo, es menester comprobarlo. Efectuemos un examen de los hechos. ¿Qué ocurrió luego de pasar Alemania del viejo al nuevo régimen? En el gabinete de los Seis, usurpador del puesto del Gobierno Imperial, predominaba en absoluto la influencia de los judíos Haase y Landsberg. Haase dirigía las relaciones exteriores, en lo cual fue secundado por el judío Kautsky, un checo que en 1918 ni siquiera poseía la ciudadanía alemana. El hebreo Schiffer ocupo el Ministerio de Hacienda, con su correligionario Benstein como subsecretario. En el Ministerio de la Gobernación mandaba el semita Preuss, con la ayuda de su amigo el judío Freund. El hebreo Fritz Max Cohen, ex corresponsal en Copenhague del diario pan-judío: "Frankfurter Zeitung", fue designado jefe omnipotente del servicio oficial de informaciones.


El gobierno prusiano era la segunda parte de esa constelación. Los hebreos Hirsch y Rosenfeld presidieron el gabinete, encargándose Rosenfeld del Ministerio de Gracia y Justicia, en tanto Hirsch desempeñaba la cartera de Gobernación. El judío Simon fue designado secretario de Estado en El Ministerio de Hacienda, cuyos funcionarios eran todos hebreos. El judío ruso Futran fue nombrado director de enseñanza, en colaboración con el hebreo Arndt. El cargo de director de Colonias, fue desempeñado por el judío Meyer-Gerhard, en tanto que el semita Kastenberg desarrollo sus actividades en calidad de director del negociado de Letras y Artes. La secretaria de Alimentación se puso en manos del judío Wurm, cooperando en el Ministerio de Fomento con los hebreos Dr. Hirsch y Dr. Stadthagen. El semita Cohen ocupo la presidencia del Consejo de Obreros y Soldados, nueva institución en que desempeñaban altos cargos los judíos Stern, Herz, Lowenberg, Frankel, Israelowitz, Laubenheim, Seligsohn, Katzenstein, Lauffenbeg, Heimann, Schlesinger, Merz y Weyl.


El judío Ernst fue designado jefe de la policía de Berlín, puesto que en Francfort ocupó el hebreo Sinzheimer, y en Essen el judío Lewy. El semita Eisner se nombro a si mismo en Munich Presidente del Estado de Baviera, designando su ministro de Hacienda al judío Jaffe. Industria, Comercio y Tráfico en Baviera estuvieron bajo las órdenes del hebreo Brentano. Sus correligionarios Talheimer y Herman ocuparon altos cargos en los Ministerios de Würtemberg, en tanto que el judío Fulda gobernaba en Hessen.


Dos delegado alemanes a la conferencia de la paz eran judíos, mientras que un tercero fue conocido incondicional instrumento del judaísmo. Abundaban, además, en la delegación alemana, judíos adjuntos y peritos, tales como Max Warburg, Dr. von Strauss, Merton, Oscar Oppenheimer, doctor Jaffe, Deutsch, Brentano, Bernstein, struck, Rathenau, Wassermann y Mendelsohn-Bartholdy.
 

La proporción de hebreos en las delegaciones de otros gobiernos en la conferencia de la paz, pudo comprobarse fácilmente, leyendo las crónicas de los periodistas no-judíos. Parece que solo a estos haya llamado la atención, en tanto que los corresponsales judíos prefirieron callar, seguramente por prudencia.
 

Nunca se había manifestado en Alemania la influencia judía tan acentuadamente como durante la guerra. Apareció con la resuelta certeza de un cañonazo, como si todo hubiese estado preparado de antemano. Los judíos alemanes no fueron durante la guerra patriotas alemanes. Aunque este hecho, en opinión de los países enemigos de Alemania, no puede considerarse precisamente como una falta, permite, empero, apreciar en su justo valor las vehementes protestas de absoluta lealtad de los israelitas hacia aquellos países en que casualmente viven. Por razones que trataremos mas adelante, afirman serios pensadores alemanes que es de todo punto imposible que un judío sea jamás patriota.


Es opinión general, que todos los hebreos arriba citados nunca hubiesen alcanzado aquellos cargos sin la revolución. Y la revolución, en cambio, no habría estallado sin que ellos mismos la hubieran preparado. Es verdad, también, que en Alemania no faltaron insuficiencias, mas estas el mismo pueblo alemán las hubiese podido rectificar, y seguramente lo habría hecho. Precisamente en este caso, las causas de estas insuficiencias que arruinaban la moral pública e imposibilitaban toda reforma, estaban bajo la influencia judía.


Dicha influencia, que por sobre toda otra causa es la culpable del desmoronamiento del Imperio alemán, puede resumirse en los tres siguientes grupos: 1º el bolcheviquismo, que se oculto bajo el manto de socialismo; 2º el capitalismo hebreo con su preponderancia en la prensa, y 3º el control judío de la alimentación del pueblo alemán, y el de toda su vida industrial. Existe todavía un cuarto grupo, "que apunta mas alto", pero los tres citados fueron los que obraron mas directamente sobre los sentidos populares y las masas.


Como es probable que tales conclusiones alemanas puedan ser puestas en tela de juicio por aquellos cuya opinión se fue formando bajo la influencia de la prensa judía, vamos a citar aquí un concepto del corresponsal del diario londinense "Globe", Mr. George Pitter-Wilson. Este observador expresço en abril de 1919 que "el bolcheviquismo significa la expropiación de todas las naciones cristianas, de modo que ningún capital quedara en manos cristianas, y que los judíos en conjunto ejercerán a su antojo el dominio del mundo". Ya en el transcurso del segundo año de la guerra, alemanes y judíos expresaban que era indispensable una derrota de Alemania para la emancipación del proletariado. El socialista Stroebel dijo: "Declaro con toda franqueza que la total victoria de Alemania no favorecería los intereses de la socialdemocracia". Por doquier se afirmaba que la elevación del proletariado seria casi imposible en Alemania vencedora. Estos breves ejemplos de entre los innumerables que podríamos traer a colación, no tienen por objeto volver a examinar toda la cuestión de la guerra; tienden solamente a demostrar que numerosos judíos de los llamados alemanes olvidaron sus deberes hacia el país cuya ciudadanía ostentaba, uniéndose con todos los otros hebreos enemigos, con objeto de preparar la caída de Alemania, Tal objeto, según veremos mas adelante, no fue, ni con mucho, el de liberar a Alemania del militarismo, sino el de precipitar a todo el pueblo germano en un estado caótico, que les permitiera adueñarse del poder. La prensa alemana, tímidamente al principio, abiertamente después, hacia suyas estas tendencias de los portavoces hebreos. El "Berliner Tageblatt" y la "Münchener Neuste Nachritten" fueron en el transcurso de la guerra órganos oficiosos o semioficiosos del gobierno alemán. El primero de estos diarios defiende estatualmente los intereses semitas en Alemania, en tanto que el segundo se muestra completamente bajo la influencia del judaísmo organizado. "Frankfurter Zeitung" es también genuinamente judío. De este periódico dependen innumerables hojas de mayor o menor importancia. Todas estas publicaciones no son sino ediciones alemanas de la prensa mundial judía antialemana, siendo su tendencia completamente la misma. Esta intima cooperación de la prensa de todas las naciones, que se denomina prensa universal, debería examinarse muy escrupulosamente desde este punto de vista para demostrar a toda la humanidad los secretos de cómo y con que oculto fin se prepara diariamente la formación de la opinión publica.


Al estallar la [Primera] guerra pasaron todos los víveres y material bélico a manos hebreas, desde cuyo instante empezó a evidenciarse tal falta de probidad que socavóse la confianza de los combatientes. Tal como los demás pueblos patrióticos también supo el alemán que toda guerra implica sacrificio y sufrimientos, y desde el primer día se mostró dispuesto a sobrellevarlos. Ahora, en cambio, comprendieron los alemanes que han sido explotados por una pandilla de judíos, que todo lo habían preparado para extraer enormes beneficios de la miseria general del pueblo germano. Allí donde era posible especular con las necesidades del pueblo, o que se presentase la oportunidad de obtener ganancias intermedias ya fuera en bancos, sociedades de guerra, empréstitos públicos, o en ministerios que hacían gigantescos pedidos de material bélico, aparecían los judíos. De pronto desaparecieron, para volver a ofrecerse más tarde con un fabuloso aumento de precios, artículos de consumo, de abundante existencia. Las sociedades de guerra fueron dominios judíos. Aquel que poseía dinero pudo adquirirlo todo, hasta tarjetas de racionamiento, con el las que el gobierno se esforzó en una labor sobrehumanas para repartir equitativamente los víveres entre toda la población. Los hebreos triplicaban los precios de aquellos artículos que compraban a espaldas de la distribución oficial, afluyendo así una abundante creada de oro a sus bolsillos. Debido a estas existencias ocultas, de que disponían los judíos, fallaron todos los cálculos y censos del gobierno. La moral pública inquietóse ante semejante fenómeno. Se formularon demandas y se iniciaron procesos, pero cuando los asuntos se fallaban, siendo judíos tanto los jueces como los inculpados, todo terminaba con un sobreseimiento casi general. Por el contrario, si el acusado era alemán, se le condenaba a multas, que también hubiesen debido imponerse a los demás. Estúdiese el país desde este punto de vista, escudríñese Alemania por doquier, escúchese la voz y la opinión públicas, y se oirán siempre en todas partes que éste abuso de su poder durante la guerra se grabó en el alemán alemana como impreso con un hierro candente.


Y en tanto que dichas influencias socavaban las masas populares, otras más elevadas, en sentido panjudío, pesaban sobre el gobierno de Bethmann Hollweg fueron, entre otros: el poderoso naviero Ballin; después Teodoro Wolf, redactor en jefe del "Berliner Tageblatt", y miembro de la prensa panjudia; von Gwinner, director del "Deutsche Bank", aliado por vínculos de parentesco con la importante empresa bancaria internacional de los semitas Séller; y Rathenau, representante de las grandes concentraciones industriales y financieras hebreas en Alemania. Formaban estos personajes el Cuartel General judío y ejercían su influencia sobre el gobierno, tal como los demás lo hacían con las masas populares.
 

El hebreo adinerado podía perfectamente comprarse la posición anhelada en la sociedad por encima de las capas sociales directamente interesadas por Alemania, mas, ¿cómo logro el judío pobre el reconocimiento que deseaba? Porque impulsaba a todos los judíos esta misma tendencia, que llevan en la sangre: el afán de dominación. Si se explica el sojuzgamiento de las clases elevadas por la riqueza judía, será un tanto difícil comprender la conquista de las masas populares por los hebreos, que no poseían más medios financieros que aquellos que en el momentáneo caos pudieran tener o haberse apoderado.


Se admite que el judío en esencia, no sea anarquista o destructor. Es, empero, el bolchevique mundial, y en especial el causante de la revolución en Alemania. Su anarquismo no es innato, sino que constituye para él un medio para alcanzar mayor objetivo. El hebreo rico no es anarquista, porque puede lograr su objeto por caminos más suaves, en tanto que el judío pobre no dispone de otros medios que los violentos para enriquecerse. Sin embargo judíos ricos y judíos pobres caminan del brazo largo trecho. No se quiebra entre ellos el vínculo de simpatía de raza, porque de triunfar la anarquía, ocupara el hebreo pobre su puesto junto al hermano rico, y si el movimiento fracasara, habrá abierto nuevos surcos, donde el hebreo rico pueda seguir desarrollando sus planes.


No podía el judío pobre franquear en Alemania la barrera del germanismo opuesta a sus propósitos, sino destruyéndola. En Rusia acaeció otro tanto. La estructura social alemana pudo mantener al judío en un plano de orden, dentro del cual pudiera causar el menor daño posible. Tal como la Naturaleza suele enquistar cuerpos extraños en el organismo, instintivamente operan las naciones con el judío. Empero, en la vida moderna, inventó el judío un medio para usurpar el sitio ansiado: forzar las barreras en la tiniebla revolucionaria. Cuando se hundió Rusia, ¿Quién fue el primero en aparecer a la luz de los acontecimientos? ¡El hebreo Kerensky! Mas sus planes no fueron lo suficientemente radicales, razón por la cual le sucedió Trotzky, otro hebreo. Trotzky comprendía que en América el orden social estaba demasiado bien fundamentado, y por eso atacó en el punto más débil: Rusia, desde donde supone poder ir destruyéndolo todo en el mundo entero.


Actualmente, en Rusia, hay un judío en cada comisario. Los cronistas de los sucesos rusos coinciden en la apreciación de que dicho país se halla en completa disolución. Tal vez sea así, pero no se refieren tales juicios a la situación de los hebreos en Rusia. De sus madrigueras irrumpen los rusos judíos como un ejército organizado, moviéndose en el desorden artificialmente producido, tal como si a cada uno de ellos le hubiese sido otorgado un puesto de antemano.


Otro tanto ocurrió en Alemania. Era preciso que la muralla del orden alemán fuese destruida, para que los hebreos pobres pudieran satisfacer sus ambiciones. Una vez abierta la brecha, irrumpirían por ella los judíos, ubicándose en todos los puestos del gobierno, para afirmarse así sobre el pueblo germano.


Se explica así porque los judíos fomentan en todas las naciones del mundo los movimientos rebeldes latentes. Sabemos que en Norteamérica los jóvenes judíos proclaman ideales que de realizarse hundirían al país. De primer intento aparece como blanco de sus ataques el "capitalismo", idéntico para ellos a la actual gobernación por los no-judíos. Los verdaderos capitalistas del mundo, los que lo son por y para el capital propiamente dicho, son en realidad propios judíos; y no podemos suponer que estos deseen combatir al capital. Por el contrario, lo que ellos ansían es el dominio único, sobre todos los capitales del mundo, y es innegable que hace largo tiempo van por buen camino para lograrlo.


Será entonces necesario, tanto para Alemania como en Rusia, distinguir claramente entre los métodos de los hebreos ricos y de los pobres; los unos se ocupan de sojuzgar los Gobiernos, y los otros de conquistarse las masas populares, pero ambos tienden a un mismo e idéntico fin.
 

No propenden los métodos de acción de las clases bajas judías solo a librarse de la repulsión racial, sino que ansían francamente el poder. Es esta voluntad de dominar la que caracteriza su espíritu. La convicción actual de Alemania a este respecto se expresa así: "La pasada revolución fue una evidente manifestación de la innata voluntad dominadora de los judíos; los partidos políticos, socialista, demócrata y progresista no son sino instrumentos de aquella idea. La llamada "dictadura del proletariado" es real y efectivamente la dictadura de los hebreos sobre el pueblo alemán, con
ayuda y por intermedio del proletariado".


Tan súbitamente abrieron los alemanes los ojos, tan violentamente manifestóse esta reacción, que el judaísmo alemana no tuvo mas remedio que replegarse, cediendo como por encanto todo lo directamente en contacto con el pueblo germano y su administración, a individuos de sangre alemana, o por lo menos mestiza. Más no cedieron por esto también al mismo tiempo el poder. Lo que pueda ocurrir en lo futuro en Alemania, no es posible preverlo, pero no cabe duda que los alemanes sabrán dominar la situación, estudiando y utilizando los medios adecuados y eficaces que fueran necesarios. En cambio, el ulterior desarrollo en Rusia apenas si deja lugar a dudas. Cuando se cumpla el destino de ese país, lo contemplará horrorizado el mundo entero.
 

Puede resumirse como sigue la interpretación general de los alemanes y rusos:
Es el judaísmo la potencia mejor organizada del mundo, con métodos mucho más rígidos todavía que los del Imperio Británico. Integra un Estado, cuyos súbditos le obedecen incondicionalmente, allí donde vivan, sean pobres o ricos, y este Estado, injertado dentro de los demás Estados, se llama en Alemania "Pan-Judea" (All = Juda).


Predomina este Estado pan-judaico mediante el capitalismo y la prensa, o sea mediante dinero y difusión o propaganda.


Es Pan-Judea el único entre todos los Estados del mundo que ejerce realmente un dominio universal; todos los otros solo pueden y quieren ejercer un dominio nacional.


El principal propulsor del pan-judaísmo es su dominio de la prensa. Las producciones técnicas, científicas y literarias del moderno judaísmo son exclusivamente de índole periodística y se basan en la admirable facultad del hebreo para asimilarse a las ideas ajenas. Capital y periodismo se reúnen en el rubro "Prensa", que constituye el verdadero instrumento del predominio judío.


La administración del Estado Pan-Judío se halla admirablemente organizada. Su primitiva sede fue París, pero ahora ocupa el tercer lugar. En la pre-guerra Londres fue la primera y Nueva York la segunda capital del Pan-Judea. Es preciso esperar para cerciorarnos si Nueva York será la que derrote a Londres, pero la tendencia general marca el rumbo hacia Norteamérica.
 

Si Pan-Judea no se halla en situación de sostener en forma continua una fuerza armada de mar y tierra, otros Estados se encargan de tal servicio. Es hoy su escuadra la británica; consiste su tarea en rechazar todo ataque que pudiera dirigirse contra los intereses marítimos y económicos panjudíos desde cualquier origen. Pan-Judea garantiza en cambio a Gran Bretaña el tranquilo desarrollo de su poderío político y territorial; Pan-Judea sojuzgó la Palestina al cetro británico. Allí donde existe un núcleo militar pan-judío, sin distinción de uniforme o bandera de combate, colabora siempre estrechamente con el poderío naval británico.


Encarga Pan-Judea la administración de las diversas "zonas de influencia" a gobiernos "indígenas", reservándose la inspección general sobre los mismos. No se opone el judaísmo a una distribución nacional permanente del resto del mundo no-israelita. Los hebreos no se unificarán jamás con otra nación, pues representan por si "la nación" que siempre fue y seguirá siendo inencontrable.


Puede Pan-Judea hacer la guerra y la paz, recurriendo en casos de resistencia a "soltar la jauría" de la anarquía, luego de la cual también puede, si lo desea, volver a restablecer el orden. En todo caso, hacer vibrar Pan-Judea la musculatura y el sistema nervioso de otros pueblos en la forma más conveniente a los intereses financieros de su propia raza.


Como Pan-Judea dispone a su guisa de las fuentes de información del mundo entero, está siempre en condiciones de preparar la opinión publica mundial para sus más inmediatos fines. El mayor peligro está en la forma como se "fabrican" las noticias y como se moldea el pensamiento de pueblos enteros en sentido pan-judaico. Mas cuando alguien descubre estas manipulaciones y llama la atención pública revelando la mano judía en estas jugadas, se provoca al punto un gran clamoreo en la prensa mundial sobre el infame "antisemitismo". La causa verdadera de toda persecución, originada siempre por una esclavitud previa de los pueblos por el dominio financiero hebreo, no llega a conocerse jamás en público.


Pan-Judea asienta sus legaciones "fantasmas" en Londres y Nueva York. Apagada su sed de venganza contra Alemania, trata de sojuzgar a otras naciones. Gran Bretaña ya está entre sus garras. En Rusia lucha todavía por el poder, y los auspicios no son desalentadores. Los Estados Unidos, merced a su excesiva tolerancia con todas las razas, les brindan un campo favorable de experiencias. Cambia el escenario de la acción, pero el hebreo siempre sigue siendo el mismo a través de tierras y de siglos.


(1) Los datos del presente capítulo son aporte del doctor W. Liek, autor de la obra: “Participación del judaísmo en la derrota de Alemania”.

 

[Libro El Judío Internacional de Henry Ford. pag 10 al 15]

 

 

Conspiradores

implicados (en vida o en muerte) en la

Primera Guerra Mundial

 

Albert Pike. Oprima la imagen para aumentarla

Albert Pike

Estadounidense, Illuminati francmasón grado 33 del rito masónico, alcanzó en 1859 el título de Soberano Gran Comendador de la Southern Jurisdiction o "jurisdicción oriental", una de las dos divisiones orgánicas del Rito Escocés Antiguo y Aceptado en los EE.UU.

 

Theodore Herzl

Judío húngaro, escritor y periodista, masón famoso por ser el padre de la moderna doctrina sionista

 

 

Coronel Dragutin Dimitrievich

dirigente de “La mano negra”, alto oficial del Estado Mayor serbio al servicio de Austria.

 

Gavrilo Princip

estudiante nacionalista serbio-bosnio, asesino material de Franz Ferdinand 
 

[Jaim] Chaim Weizmann

Judío, llegó a ser el primer presidente del Estado de Israel

 

Edmond Rotschild - Oprima imagen para agrandarla

Edmond Rotschild

“Padre del Yishuv”, Judío, illuminati, masón

 

David Lloyd George - Oprima la imagen para agrandarla

David Lloyd George

Primer ministro britanico

 

Lenin - Oprimir imagen para agrandarla

Vladimir Ilyich Lenin

Judío, masón

 

 

Stalin - Oprimir imagen para agrandarla

 Lósif Stálin

Judío, masón

 

Lazar Kaganovich - Oprima la imagen para agrandarla

Lázar Moiséyevich Kaganovich

 

Maxim Litwinow - Oprimir imagen para agrandarla

Maxim Litwinow

 

León Trotski - Oprima la imagen para agrandarla

León Trotski

Judío, masón

 

Jacob Schiff - Oprima la imagen para agrandarla

Jacob Schiff

 

  Max Warburg - Oprima la imagen para agrandarla

Max Warburg

 

 

Paul Warburg

primer presidente del Federal Reserve Bank

Consecuencias

Lucharon 65,8 millones de soldados, de los que murieron más de 1 de cada 8 a un porcentaje de 6.046 hombres [soldados] muertos cada día de los cuatro años que duró (según los datos de Nial Ferguson en su controvertida The pity of war, Penguin, 1999). A consecuencias de esta guerra cayeron cuatro imperios -el alemán, el austrohúngaro, el ruso y el otomano- y tres grandes dinastías, los Hohenzollern, los Habsburgo y los Romanov y se forjó el mundo en el que hemos vivido durante mucho tiempo.

 

Se calcula que la guerra produjo aproximadamente ocho millones de [soldados] muertos y seis millones de inválidos. Francia fue el país más afectado proporcionalmente: 1,4 millones de muertos y desaparecidos, equivalentes a un 10% de la población activa masculina, acompañado por un déficit de nacimientos. El estancamiento demográfico francés se prolongó, con un envejecimiento de la población que sólo logró crecer con la inmigración. El norte francés estaba en ruinas: casas, puentes, vías férreas, fábricas, etc.

 

En el plano político, cuatro imperios autoritarios se derrumbaron, lo que transformó profundamente el mapa de Europa, rediseñado por el tratado de paz de 1919:

  • el Imperio del zar quedó transformado en la Rusia comunista (más tarde la URSS),
  • el Imperio Otomano se redujo a Turquía (península de Anatolia y Constantinopla),
  • el Imperio Austrohúngaro fue desmantelado y nacieron las minúsculas Austria, Hungría, Checoslovaquia y Yugoslavia como nuevos países independientes,
  • el Imperio alemán llegó a su fin y fue reemplazado por la República de Weimar, mermada territorial y económicamente por el pago de las reparaciones de guerra.

 

Nuevo equilibrio político mundial. Las colonias suministraron víveres, materias primas y soldados. Tras la guerra los pueblos coloniales no creyeron más en lo que se les había inculcado sobre la superioridad natural de la metrópoli y reclamaron una mejora de su situación. A este primer declinamiento de la influencia de Europa en las colonias, se sumó la expansión de Estados Unidos, el mayor beneficiado de la guerra junto a Japón, y cuyas capitales se colocaron al lado de París y Londres en la escena internacional.

 

Transformación social. Las diferencias sociales se acentuaron con el enriquecimiento de los mercaderes de armas y el empobrecimiento de los pequeños ahorradores, los retirados y los asalariados afectados por la inflación. Las mujeres adquirieron un nuevo lugar en la sociedad y se volvieron indispensables durante toda la guerra, en el campo, las fábricas, las oficinas, las escuelas (para compensar la marcha de numerosos profesores). El feminismo progresaba, el derecho a voto fue acordado en Gran Bretaña, Alemania, Estados Unidos, Turquía y Rusia, pero no en Francia.

 

Consecuencias tecnológicas. La contienda generó un intenso desarrollo de los instrumentos y técnicas de guerra: fusiles de repetición, ametralladoras, gases venenosos dando origen a la guerra biológica y química, hubo tanques, dirigibles y aviones, también se practicaron los bombardeos a las ciudades. La artillería multiplicó los calibres, aumentó el alcance y mejoró los métodos de corrección. El transporte motorizado se generalizó.

 

Consecuencias políticas en Alemania. Los cinco tratados tras la guerra, principalmente el suscrito en Versalles, ocasionaron un ambiente de opresión hacia los vencidos. La nueva Alemania republicana sufrió las consecuencias del Imperio Alemán y su economía fue explotada por los vencedores. Así surgieron tesis tanto izquierdistas como derechistas para acabar con esta situación. Los golpes contra el sistema comenzaron cuando, en 1921, milicias comunistas se levantaron en Múnich. La revuelta fue sofocada. Adolf Hitler culpaba a los marxistas alemanes de la rendición alemana, alegando como pruebas la constitución progresista de Weimar y el armisticio a continuación. Cuando Hitler aún seguía en las trincheras, los militares alemanes convencían a la población civil de que la guerra podía ser ganada, mientras que confesaban a los políticos que la rendición era ineludible. Pero Hitler sostuvo esta tesis en el Partido Nacional Socialista Alemán de los Trabajadores y, con ella, dirigió el denominado Putsch de Múnich de 1923 contra la sede del gobierno. El golpe militar fue aplastado y Hitler recluido en prisión durante ocho meses. Sin embargo, en enero de 1933 Hitler fue nombrado canciller por el presidente Paul von Hindenburg y el 14 de octubre de 1933 triunfó en las elecciones, por lo que llegó al parlamento alemán.

 

Véase también: Consecuencias económicas de la Primera Guerra Mundial

[Wikipedia - http://es.wikipedia.org/wiki/Primera_Guerra_Mundial]

 

Literatura descargable que a usted le puede servir para ver mejor este tema:

El judío internacional - Henry Ford

Historia oculta del sionismo - Ralph Schoenman

 

 

Balance de las víctimas mortales

Soldados
Aliados
Imperio Británico 908.371
Australia 60.000
Canadá 55.000
India 25.000
Nueva Zelanda 16.000
Sudáfrica 7.000
Reino Unido 715.000
Francia 1.240.000
Colonias francesas 114.000
Bélgica 13.716
Estados Unidos 50.600
Grecia 5.000
Italia 650.000
Japón 300
Portugal 7.234
Rumania 335.706
Rusia 1.700.000
Serbia 45.000
Sub-total 5.947.927
Potencias centrales
Alemania 1.773.700
Austria-Hungría 1.200.000
Bulgaria 87.500
Turquía 325.000
Sub-total 3.386.200
Civiles
Alemania 760.000
Austria-Hungría 300.000
Bélgica 30.000
Gran Bretaña 31.000
Bulgaria 275.000
Francia 40.000
Grecia 132.000
Rumania 275.000
Rusia 10.000.000
Serbia 650.000
Turquía 1.000.000
Sub-total 13.493.000
   
Gran Total 22.827.127

 

 

 
Grupos de Google

Suscríbete aquí a

Conspiraciones de los días postreros

Correo electrónico:
Consultar este grupo

Conspiraciones de los días postreros

A través de este grupo se debaten temas que tratan de conspiraciones o maquinaciones realizadas "a puertas cerradas" por mentes malignas, y que de una u otra forma han afectado a nuestra humanidad. Temas como el 11 de septiembre de 2001, el tsunami de Asia del 2004, etc.

-------------------------------

"También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita." (2 Timoteo 3:1-5)
-------------------------------

La dirección web actual es: http://groups.google.es/group/conspiraciones-de-los-dias-postreros.

Ultima actualización de esta pagina: 04/12/10 22:08:56

Esta pagina se comenzó a construir el 01/01/2009